“COMENCÉ ESTUDIANDO MOLÉCULAS, O TAL VEZ CÉLULAS, Y HE ACABADO ESTUDIANDO LA SOCIEDAD.”

Dr. Valentín Fuster

«Corazones Sanos México»: Programa para la promoción integral de la salud cardiovascular en México
Al igual que en el resto del mundo,  las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte y discapacidad en México. Tabaquismo, hipertensión, diabetes mellitus, niveles altos de colesterol u obesidad, son factores de riesgo cardiovasculares que contribuyen al aumento de las tasas de prevalencia de las enfermedades cardiovasculares. Frente a esta situación, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en colaboración con el Dr. Valentín Fuster, el Hospital Mount Sinaí en Nueva York (EE.UU.), el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en Madrid (España) y la Fundación SHE, ha puesto en marcha la estrategia «Corazones Sanos México», dentro del programa del IMMS «A Todo Corazón». El objetivo es implementar a nivel poblacional diferentes estrategias de promoción de la salud de probado impacto en la salud cardiovascular. La iniciativa se estructurará principalmente a partir de 3 plataformas: ChiquitIMSS (adaptación del «Programa SI» para la promoción de hábitos saludables desde la infancia), PREVENIMSS (aplicación del «Programa 50/50» para la detección y control del sobrepeso/obesidad, la diabetes, la hipertensión y la dislipidemia) y la prevención secundaria de complicaciones cardiovasculares (estudio de la eficacia de la polipíldora cardiovascular Sincronium en la mejora de la adherencia al tratamiento).  

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y discapacidad en México1,2. Las tasas crecientes de enfermedades cardiovasculares se han atribuido a la alta prevalencia de factores de riesgo cardiovasculares como la hipertensión, los niveles altos de colesterol, la obesidad, la diabetes mellitus o el tabaquismo. De hecho, en el 2008 se observó al menos un factor de riesgo para enfermedad cardiovascular en el 60% de la población adulta del país1,2.

Leer más

A pesar de los avances en el conocimiento sobre la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, el control de los factores de riesgo ha sido pobre. Consciente de su papel como gerente de la salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en colaboración con el Dr. Valentín Fuster, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en Madrid (España), la Fundación SHE y el Hospital Mount Sinaí en Nueva  York (EE.UU.), ha emprendido la estrategia “Corazones Sanos México”, dentro del programa «A Todo Corazón«. El principal objetivo es la prevención, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno de las enfermedades cardiovasculares, gracias a la implementación de diferentes líneas de promoción de la salud que han demostrado tener un impacto real en la salud cardiovascular a nivel poblacional (Figura 1).

El programa “A Todo Corazón” del IMMS pretende mejorar la salud cardiovascular a través de la promoción de la salud, la prevención primaria, el manejo de los eventos agudos y la mejor prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular. De forma global, ”A Todo Corazón” se estructura a través de 7 grandes ejes: 1) la promoción de hábitos saludables desde la infancia; 2) la detección y control de los principales factores de riesgo cardiovasculares; 3) la prevención primaria de eventos en pacientes con alto riesgo cardiovascular; 4) el diagnóstico inicial de eventos cardiovasculares, servicios de emergencia y ambulancias; 5) el tratamiento de reperfusión en pacientes con enfermedad isquémica; 6) la atención y prevención de las complicaciones cardiovasculares; 7) la rehabilitación y prevención secundaria de complicaciones y recidivas en pacientes con enfermedad cardiovascular. Estas 7 áreas requieren esfuerzos a tres niveles de atención en salud, incluyendo a más de 1.500 unidades de medicina general en atención primaria, 250 hospitales secundarios y 25 unidades de especialidades médicas, que deben coordinarse eficientemente para brindar una atención de calidad

grafica-1

Figura 1. Implementación de estrategias de promoción de la salud a través de la ciencia y la educación. El programa «Corazones Sanos México», dirigido a niños, adultos, familias y comunidades, combina el conocimiento, la experiencia y la promoción de la salud a lo largo del ciclo vital del individuo, desde la infancia hasta la adquisición de factores de riesgo cardiovasculares y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. El programa también aborda la accesibilidad, la asequibilidad y la adherencia al tratamiento en los pacientes que ya han sufrido un infarto de miocardio.

El Programa de Salud Integral Corazones Sanos México parte de tres ejes estratégicos y pretende implementar estrategias de eficacia probada en cada uno de estos ejes. Específicamente, Corazones Sanos México contempla el desarrollo de tres plataformas: 1) ChiquitIMSS, para la promoción de hábitos saludables desde la infancia; 2) PREVENIMMS, para la detección y el control de factores de riesgo cardiovascular; y 3) plataforma para la prevención secundaria de complicaciones cardiovasculares y recidivas. La plataforma ChiquitIMSSEsta plataforma se basará en la experiencia previa obtenida en España con el «Programa SI«, el cual tenía como objetivo promocionar la salud cardiovascular desde etapas tempranas de la vida a través de adquisición de hábitos de vida saludables (relacionados con una buena alimentación o la práctica de actividad física), el conocimiento del cuerpo humano y el aprendizaje del manejo de las emociones. Dicho programa se adaptará a la realidad social, educativa y conductual del país mediante un estudio piloto de 3 años en el que participarán 200.000 preescolares, maestros y familias de la Ciudad de México. Las escuelas participantes se dividirán aleatoriamente en dos grupos (1:1). Así, mientras que en el primer grupo de escuelas se impartirá formación específica para la promoción de la salud cardiovascular (grupo intervención), en el resto de escuelas se impartirá el plan de estudios habitual (grupo control) (Figura 2). Para ello, en cada escuela del grupo intervención se nombrará un maestro coordinador que recibirá una formación de 30 h, dirigida por expertos, sobre los contenidos del «Programa SI«. Cada coordinador liderará la posterior formación al resto de maestros y a los alumnos de su escuela. La intervención incluirá también actividades para las familias de estas escuelas durante los fines de semana, así como una feria anual de salud.

grafica-2

Figura 2. Implementación del «Programa SI» en México.

La plataforma PREVENIMMSEl objetivo de la segunda plataforma es detectar y mejorar el control de los factores de riesgo cardiovascular en adultos. Para ello, se pretende realizar un estudio con empleados del IMMS, que serán repartidos al azar en tres grupos, con un total aproximado de 180 individuos por grupo:

– Grupo intervención: Los participantes de este grupo recibirán una intervención basada en las experiencias previas del «Programa 50/50«, desarrollado previamente con éxito en la Isla de Granada y en España. Así, estos participantes asistirán a reuniones mensuales (de 60-90 minutos de duración) con otras personas que presentan un perfil de riesgo cardiovascular similar. Estas reuniones «de apoyo entre pares» incluirán dinámicas de grupo dirigidas a promover un cambio interno en los participantes en relación al control de sus factores de riesgo cardiovascular y a desarrollar nuevas herramientas para la auto-mejora. – Grupos control: Según su perfil de riesgo individual, los participantes de estos grupos serán también invitados a asistir a reuniones informativas sobre nutrición, actividad física saludable, manejo del estrés y salud reproductiva, así como sobre prevención del tabaquismo y alcoholismo. Adicionalmente,  se les pedirá que asistan regularmente al servicio médico de su lugar de trabajo con el fin de medir la presión arterial y controlar sus avances en relación a sus perfiles de riesgo cardiovascular. El objetivo primario del estudio será evaluar en cada grupo, tras uno y dos años de intervenciones, el cambio medio en una puntuación compuesta por variables como la presión arterial, el ejercicio, el peso, la alimentación y el consumo de tabaco (puntuación Fuster-BEWAT, 0-15 ). Los objetivos secundarios incluirán el cambio individual en la presión arterial, el peso, el índice de masa corporal, las cifras de colesterol total, el abandono del tabaco, la actividad física, la calidad de vida, el cumplimiento del cambio en la dieta y el estrés.  Plataforma para la prevención secundaria de complicaciones cardiovasculares y recidivas En la tercera plataforma (integrada dentro de la infraestructura existente del programa del IMSS «Prevención secundaria de recurrencias y complicaciones«), se llevará a cabo un estudio piloto con el objetivo de investigar si la polipíldora Sincronium (que agrupa tres componentes en una sola píldora: Simvastatina 40 mg, ácido acetil salicílico 100 mg y ramipril 2,5, 5 ó 10 mg) puede mejorar el cumplimiento del tratamiento en pacientes con enfermedad cardiovascular y evitar así la aparición de nuevos eventos, tales como infartos o ictus (prevención secundaria). Se incluirá un total de 516 pacientes mayores de 40 años que hayan sufrido previamente un infarto de miocardio, que se distribuirán aleatoriamente en dos grupos (1:1; un grupo será tratado con la polipíldora y el otro grupo con el tratamiento convencional actual; Figura 3).

grafica-3

Figura 3. Esquema de visitas propuestas para la plataforma 3 del programa «Corazones Sanos México». MMAS: Morisky Medication Adherence 8 Item questionnaire; PAS, presión arterial sistólica; PAD, presión arterial diastólica; LDL, colesterol LDL, CST, cuestionario de satisfacción con el tratamiento (medicación); CdV, calidad de vida.

En una primera fase (12 meses), el estudio se centrará en valorar si la polipíldora puede ayudar a los pacientes a mejorar su adherencia al tratamiento (gracias a la reducción del número de pastillas que deben tomarse al día). Para ello, se utilizará un cuestionario específico denominado Morisky Medication Adherence Questionnaire (objetivo primario). Adicionalmente, se evaluará el impacto de la polipíldora sobre diversos objetivos secundarios, como la mejora de la calidad de vida, el control de factores de riesgo cardiovasculares (colesterol y presión arterial), la seguridad y tolerabilidad del fármaco y el grado de satisfacción de los pacientes. También se realizará un análisis económico comparando Sincronium con el tratamiento convencional para evaluar las diferencias de costes entre ambos tratamientos y su coste-efectividad. Tras esta primera fase del estudio, se llevará a cabo un ensayo clínico aleatorizado en una escala de participación mayor con el objetivo principal de demostrar que los pacientes tratados con Sincronium se beneficiarán de una disminución de ciertos eventos clínicos, tales como muerte, infarto de miocardio no letal, ictus no letal y revascularización. Las implicaciones de este estudio podrían ser de gran importancia, puesto que se medirá la eficacia de una estrategia de salud pública ya disponible en México. Adicionalmente, los resultados se podrían aplicar a otros países de América Latina con una situación similar en lo que respecta a la enfermedad cardiovascular.  

Referencias

1.Secretaria de Salud. Disponible en: http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/enf_cardiovasculares.pdf. Consultado el 15/07/2016.

2. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Disponible en: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/. Consultado el 15/07/2016.